Sección de Banda de la Cofradía

La Cofradía cuenta con una Banda de música formada desde sus inicios, allá por 1945,  por una sección de clarines y otra de tambores y timbales.

Banda de la CofradíaEl número de clarines y tambores en su formación puede variar cada año debido a la disponibilidad de los miembros de la Banda, pero normalmente suelen componerla de diez a doce clarines y  doce tambores más dos timbales.

Una característica propia de la Cofradía de la Madre de Dios de las Escuelas Pías, radica precisamente en su Banda y no es otra que el toque, tan bilbaíno por otra parte, del clarín.
Como ya hemos apuntado al principio, desde el inicio de la Cofradía hasta la actualidad, la Banda en su sección de viento, siempre ha contado con la presencia del clarín, que es una corneta larga sin dar vuelta. Destacamos este aspecto, porque en Bilbao hasta la década de los setenta del siglo pasado todas las Cofradías utilizaban este instrumento en sus bandas. A partir de esa década, por influencias sevillanas, se fueron introduciendo las trompetas de llave reemplazando así a los clarines de Bilbao de toda la vida. Reconocemos la mayor musicalidad y profesionalidad en los toques de las trompetas de llave, pero nuestra Cofradía no ha roto nunca la tradición y es lo que hoy en día le hace distinta a las demás.

Actualmente en Bilbao, sólo hay otra Cofradía  que guarda la tradición del clarín, es la Cofradía de Nuestra Señora de la Merced, que tras unos años de abandono y de seguimiento de la moda de las trompetas de llave, volvieron en los años 90 a la tradición bilbaína del clarín, decisión que desde nuestra Cofradía celebramos con agrado.

El toque del clarín es un toque limpio, poderoso y difícil, pues todo se basa en el buen gusto y el pulmón del que lo interpreta, sin teclas con las que moderar el sonido. Es el propio cofrade con su movimiento bucal y de lengua, el que hace emitir las notas que es posible sacar con un clarín, lógicamente menores que con una trompeta de llave.

Banda de la CofradíaEn las procesiones de Bilbao, se interpretan marchas lentas durante el recorrido de las mismas y ordinarias (rápidas), en los trayectos que median desde el traslado de la Sede hasta el punto de encuentro del inicio de las procesiones.

Por lo tanto los tambores en sus marchas imprimen dos ritmos, la marcha rápida en los traslados y la marcha lenta durante las procesiones. Dentro de las marchas de tambores, tanto en rápida como en lenta, se interpretan dos tipos de marchas, la ordinaria y la romana.

La Sección de clarines por su parte, en marcha de tambor lenta, es decir durante las procesiones, interpreta 13 canciones distintas, y en marcha de tambor rápida, otras 13, aunque en realidad parte de las lentas se pueden tocar y de hecho se tocan en rápidas.

También la Banda de la Cofradía dispone de dos himnos, que se utilizan para dar la salida de la Parroquia del Pilar al Estandarte de la Cofradía y su incorporación a las filas,  y a la vuelta, después de la procesión para dar la entrada del mismo en la Sede.

Esta Banda ha estado, está y estará abierta a todo el mundo de fe y corazón cristiano, por lo que la persona que desee ingresar en la misma, puede ponerse en contacto con el actual Jefe de la misma rellenando el formulario que aparece en el apartado contacto.